Si una pareja ha buscado quedar en embarazo por más de un año sin éxito, es el momento de solicitar una consulta. Se benefician de un tiempo menor de espera mujeres mayores de 35 años o con antecedentes conocidos  que afecten la fertilidad (cirugías o infecciones pélvicas previas, historia personal de cáncer, entre otros).