Sí. Es importante dado que los problemas de fertilidad son compartidos en la pareja y la anamnesis detallada de los dos ayuda a identificar la etiología del problema. Si en la consulta inicial no pueden asistir los dos, se buscará la posibilidad de evaluar la pareja en conjunto en la consulta de resultados.