Si es posible. Mujeres con ligadura de trompas pueden realizar reversión de su cirugía o iniciar tratamientos de Fecundación In Vitro (FIV), siendo estos últimos una opción recomendable por tener una mayor tasa de éxito.

En hombres con vasectomía puede optarse por cirugía para reversión o también la realización de tratamientos de  FIV,  extrayendo espermatozoides directamente del epidídimo o mediante una biopsia testicular.