Los hombres con sobrepeso interesados en la optimización de la fertilidad pueden intentar alcanzar un peso corporal ideal. Con ayuda de los antioxidantes, como las vitaminas E y C, que se encuentran en la mayoría de las multivitaminas, se ha descubierto que producen una ligera mejoría en el recuento y en la movilidad de los espermatozoides. Las frutas y las verduras también proporcionan una fuente natural de antioxidantes y deben formar parte de una dieta equilibrada y saludable. El tabaquismo y el uso de drogas recreativas están asociados con una reducción en la calidad de los espermatozoides, por lo que la disminución en su consumo puede contribuir a la mejoría en la calidad seminal.