Los espermatozoides eyaculados o liberados en la vagina llegan a las trompas de Falopio en cuestión de minutos, independientemente de la posición durante el coito. No hay evidencia de que la posición sexual, el orgasmo o el reposo prolongado después de tener relaciones sexuales aumenten la probabilidad de concepción.