Periodos largos de abstinencia pueden disminuir la calidad de los espermatozoides. Las mayores tasas de embarazo se observan cuando una pareja mantiene relaciones sexuales diarias o interdiarias durante la fase fértil.