En condiciones ideales antes de intentar quedar embarazada, la mujer debería realizar una consulta preconcepcional para determinar su estado de salud general y adecuar hábitos de estilo de vida, alimentación y en caso de ser necesario, el  inicio de vitaminas prenatales.