La fertilidad disminuye claramente en las mujeres que son muy delgadas o que tienen sobrepeso. El tabaquismo, el consumo excesivo de alcohol, la cafeína y el uso de drogas recreativas han sido asociados con una reducción de la fertilidad. Las mujeres que deseen quedar embarazadas deben tener una dieta sana, mantener un peso normal (índice de masa corporal de 19 a 25), reducir el consumo de alcohol y cafeína, y también deben evitar fumar y consumir drogas recreativas.